Ir a contenido
¡Envíos a todo el país! - Envíos gratis desde $6.000
¡ENVÍOS A TODO EL PAÍS!

Té Orgánico

Los cultivos biológicos tienen múltiples ventajas para la salud y el ecosistema del planeta.

Nuestro gran desafío, fue descubrir granjas orgánicas en el nordeste de Argentina, con plantaciones de té negro y verde puros, que tuvieran toda la magia y sabor de las mejores cosechas de té del mundo, pero con notas y toques únicos de nuestras tierras misioneras.

Leer más

- El té orgánico no contiene fertilizantes sintéticos, herbicidas, ni pesticidas.


-La agricultura orgánica cuida la salud del terreno, el medio ambiente y las personas.

NEGRO - Té Organico

Té negro orgánico puro, de aroma suave y sabor intenso, con notas de frutos secos.

NEGRO proviene de cultivos orgánicos misioneros, cosechado a mano para mejorar la calidad y mantener sus nutrientes.

VERDE - Té Organico

Té verde orgánico puro de hojas enteras, de sabor suave y equilibrado, ligeramente astringente, con notas de hierba fresca y un toque floral.

Cosechado a mano en primavera para evitar oxidación y preservar su delicado aroma, VERDE proviene de cultivos orgánicos del norte de Argentina, que se caracterizan por su capacidad antioxidante.

 

Beneficios del Té Orgánico

El té orgánico se ha convertido en la elección de todas aquellas personas que quieren disfrutar de una de las infusiones ecológicas más sanas que existen, conscientes de la necesidad de cuidar al medio ambiente y, sobre todo, comprometidos con éste.

Leer más información

Las prácticas utilizadas en la producción de té orgánico son sostenibles, ya que en los cultivos orgánicos se cuida la tierra con la rotación de cultivos, con el fin de producir té de manera ecológica y con miramientos medioambientales, siendo estas prácticas menos devastadoras para el planeta.

¨El cultivo del té orgánico combina la tradición, la innovación y la ciencia para beneficiar el entorno compartido; favoreciendo una buena calidad de vida y mejorando el uso del medio ambiente.¨

¡Sumate a nuestro viaje!